Buscar
  • Mora Camacho Cervantes

¿He venido en son de paz? Invasiones extraterrestres y terrestres

Jamás he visto un extraterrestre además de los que aparecen en películas o videojuegos donde casi siempre vienen a la Tierra y la invaden. La última película que vi sobre estos seres fue “El Día de la Independencia” (1996), que nos muestra las amargas horas que pasan los habitantes, gobierno, científicos y militares estadounidenses combatiendo a un grupo de alienígenas, que un día decidieron invadir nuestro planeta y exterminar a los humanos. Este escenario parece poco probable, porque no tenemos evidencias ni siquiera de que exista vida en otros planetas. Sin embargo, desde hace algunos años estamos en constante lucha contra invasores capaces de destruir ecosistemas, herir humanos o provocar grandes pérdidas económicas: las especies invasoras. A diferencia de los extraterrestres, las especies invasoras no llegan solas. Casi siempre se asocian a humanos, y las transportamos accidentalmente o a propósito, desde su sitio de origen hacia lugares donde previamente no existían. Por ejemplo, la cotorra argentina (Myopsitta monachus), un ave originaria de Sudamérica que por sus llamativos colores y resistencia se comercializa como animal de compañía, logró superar más de 5,000 km entre su región de distribución natural y México. Se cree que una vez en el país, ejemplares de esta especie escaparon o fueron liberados y al no tener depredadores, comenzó a reproducirse sin control. Actualmente, la cotorra argentina compite con otras aves por alimento y les transmite enfermedades; afecta la vegetación porque la consume en exceso y, debido a las características de sus nidos, daña postes de luz, lo que afecta el suministro de energía eléctrica para los hogares. Existen muchos casos parecidos al de la cotorra argentina y todos coinciden en que las especies invasoras impactan negativamente en los ecosistemas, bienestar humano y economía. Por esto, algunos gobiernos consideran que las especies invasoras son un tema de seguridad nacional, de la misma manera que lo sería una invasión extraterrestre como en “El Día de la Independencia”, ya que para prevenir y mitigar los daños que ocasionan las invasiones biológicas se requiere un gran esfuerzo coordinando entre científicos, sociedad, gobiernos e incluso el ejército. De hecho, en la literatura científica a las especies invasoras también se les llama “Invasive alien species”. Todos podemos aportar a esta lucha al no comprar ni transportar especies no nativas y con la tenencia responsable de mascotas. No dejemos que nos invadan.


Autor: Esteban Aceves Fonseca



15 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo